¿Qué es una API?

Podríamos resumirlo de la siguiente manera: Es una interfaz para comunicar dos sistemas. Formalmente, deberíamos llamarlo web apis pero el protocolo preferido (aunque no el único) es el rest. Hay que recalcar que estas no están diseñadas para ser consumidas por usuarios porque siempre se debe utilizar por sistemas.

Descripción de una API
Diagrama de arquitectura de API

Consumidores y proveedores

La API puede tener:

  • Consumidores: Son los sistemas que utilizan la API (interfaz de programación de aplicaciones). Pueden ser desde servidores, aplicaciones móviles, webs.
  • Proveedores: Son los sistemas que proveen las operaciones. Pueden ser otras como micro servicios, servicios de bus empresarial, aplicaciones monolíticas.

Tipos de formato de intercambio de una API

El formato preferido para intercambiar datos de una API es json, aunque también se pueden intercambiar otros tipos, como xml…

formato de intercambio json
openapi logo

Lenguajes de definición

Tradicionalmente se utilizaba documentos para describir las APIs, pero actualmente utilizamos lenguajes de definición, dónde el más utilizado es openapi. El lenguaje de definición nos permite describir los recursos, las operaciones, definir los esquemas, ejemplos…

Importancia de las APIs

Debemos de entender la importancia de las APIs no por su componente técnico. La API Economy ha permitido que tengamos un conjunto de operaciones bien descritas y catalogadas de forma fácil y sencilla. Por lo tanto, ha permitido que las funcionalidades de las empresas sean utilizadas por otras empresas y así desarrollar una economía digital por capas (similar a la industrial del automóvil cuando pasaron de construir los coches una sola marca a utilizar componentes de otras marcas).. Además, el grado de especialización es bastante mayor por cada uno de los componentes, por lo que el resultado son productos mucho más potentes. Por ejemplo, pensemos en una aplicación de ecommerce, que consume las siguientes apis:

  • API de delivery: Para entregar los productos.
  • API de notificaciones: Para ir notificando al cliente los distintos estados del producto.
  • API de billing. Para poder emitir las facturas.
  • API de pagos. Para poder cobrar el producto en tiempo real.
  • API de procesos. Para generar el proceso interno que encadena la búsqueda y empaquetado del producto vendido.

Gracias a todas estas APIs, el producto es mucho más completo y la usabilidad del usuario es mayor, puesto que no tiene que hacer procesos manuales. Además, los procesos están automatizados lo que hace que toda la cadena sea más eficiente, produciendo más ventas.

¿Quieres saber cómo implementar tus APIs?

¡Descubre API 360!